Nuevo AICM, oportunidad para rehabilitar la zona: Conagua-Semarnat

08 de September de 2014
aeropuerto-capitalino-2_659x460

Fuente: Obrasweb / Grupo Expansión / Cecilia Navarro

CIUDAD DE MÉXICO — La construcción del nuevo aeropuerto es la oportunidad de recuperar en términos ambientales la zona del Lago de Texcoco, afirman autoridades federales del tema.

El nuevo aeropuerto no sólo incorporará diversas ecotecnias en su operación cotidiana, sino que además permitirá triplicar la capacidad de regulación de agua de la zona y proteger a los habitantes de los municipios aledaños, de acuerdo con el director de Conagua, David Korenfeld, y el secretario de Medio Ambiente, Juan José Guerra Abud.

ESPECIAL: El nuevo aeropuerto de la Ciudad de México

El aeropuerto más verde

El nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México será el primero de sus dimensiones que aspira a obtener una certificación platino LEED, una de las más exigentes de esta certificadora, un sistema de puntuación que acredita diversos aspectos ambientales que puede tener una construcción.

“La máxima puntuación de LEED es de 110 puntos y la platino, que es muy difícil, se alcanza con 80. Incluye iluminación, ventilación natural, acceso a transporte público, uso de energía local y renovable, tratamiento y reúso del agua negra para riego y otros usos así como captación de agua de lluvia”.

Nota: El nuevo AICM, el más sustentable del mundo: Foster+Partners

“Adoptar estos criterios resulta económico, rentable, lógico ser amigable. Gracias al apoyo de SCT, incrementamos la eficiencia de energía y se usan materiales locales y reciclables en medida de lo posible”, explicó Guerra Abud.

Buscar la certificación LEED implica que habrá un certificador externo que garantice que las obras del proyecto cumplen con los estándares ambientales establecidos. La Semarnat busca que el proyecto alcance 88 puntos en la certificación.

Entre las características que incluirá el nuevo aeropuerto en términos de sustentabilidad ambiental están: generación de energía a través del biogás proveniente del Bordo Poniente y de fotoceldas integradas en la construcción, iluminación y ventilación natural, unidad de tratamiento de aire, recolección de agua de lluvia y tratamiento de aguas negras, tratamiento de residuos y huella neutral de carbono gracias al uso de energías limpias.

Nota: Obras hidráulicas para nuevo AICM tendrán inversión de 17,000 mdp

“Un objetivo que nos fijamos es que tuviera cero emisiones de carbono la operación de la terminal. Esta huella no existe fuera de Europa, sería el primer aeropuerto en América que lo alcanza, es muy importante. Según expertos, para el 2020 el consumo de energía en la construcción sería de 442 Gw hora, que con el sistema que se va a instalar se reduciría en 47%, a 267 Gw por hora”, explicó Guerra Abud, cantidad de energía que se proveería con biogás y energía solar.

En términos de la demanda de agua en la instalación, se estima que para el 2020 y de forma convencional, el aeropuerto requeriría 8,000 metros cúblicos diarios, los cuales con un uso racional podrían reducirse a 5,400 metros cúbicos por día, de los que 3,700 metros cúbicos serían el agua tratada en las plantas de tratamiento que formarán parte del proyecto. Es decir, que al 2020 se utilizarían sólo 1,700 metros cúbicos de agua por día, “menos de la mitad de la que actualmente usa el aeropuerto”, asegura el secretario de medio ambiente.

Trackback de su sitio.

Av. Constituyentes No. 1070, 4to. Piso
Col. Lomas Altas - México, D.F
C.P. 11950
Teléfono:
+52 55 1500 8500


Fax:
+52 55 1500 8598 / 99